Museo de Arte de Dallas y Museo de Arte de Baltimore coorganizan primera exposición estadounidense individual del cubista Juan Gris en más de tres décadas

Enlace a imágenes

Con más de 40 pinturas y colajes, Cubismo a color: los bodegones de Juan Gris explora el papel central de Gris en el cubismo y su innovación del bodegón

Dallas, TX—2 de enero de 2020—El Museo de Arte de Dallas (DMA) y el Museo de Arte de Baltimore (BMA) hoy anunciaron la coorganización de la primera exposición estadounidense en más de 35 años dedicada al artista español Juan Gris. Cubismo a color: los bodegones de Juan Gris pone de relieve las contribuciones pioneras y revolucionarias del artista al movimiento cubista enfocando en su fascinación con temas tomados de la vida cotidiana. A través de más de 40 pinturas y colajes que abarcan todos los períodos principales de la práctica cambiante del artista, la exposición revela la transformación del estilo innovador y los motivos principales de Gris de 1912 a 1926, un año antes de su trágica muerte prematura a la edad de 40 años. Sus composiciones exquisitas exploraban el límite entre la abstracción y la representación, la tensión y la inmovilidad, el color y la forma. Como examinación completa de los bodegones de Gris, Cubismo a color proporciona una oportunidad para reconsiderar el legado de este maestro modernista importante pero subestimado.

Cubismo a color: los bodegones de Juan Gris es coorganizada por Nicole R. Myers, la Curadora Superior de Barbara Thomas Lemmon de Arte Europeo en el DMA, y Katy Rothkopf, la Curadora Superior y Jefa de Departamento de Pintura y Escultura Europeas del BMA. Se estrenará en Dallas del 8 de noviembre de 2020 al 14 de febrero de 2021 y luego viajará a Baltimore, en donde se presentará del 21 de marzo al 11 de julio de 2021. La exposición incluirá préstamos importantes de colecciones internacionales, incluido el Museo de Arte Moderno, Nueva York; el Museo de Arte de Filadelfia; la Galería Nacional de Arte, Washington D. C., y la Colección Cubista de Telefónica y el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía en Madrid, España, entre otras.

“Es extraordinariamente raro ver tantas obras de Juan Gris juntas, particularmente en Estados Unidos. Nos complace reunirlas para esta exposición para ofrecer una reexaminación rica y matizada del papel importante del artista en un movimiento definitivo en la historia del arte”, dijo el Dr. Agustín Arteaga, el Director de Eugene McDermott del DMA. “El DMA se propone explorar nuevas o subrepresentadas narrativas en la historia del arte por medio de sus exposiciones y programas, y por eso nos emociona introducir a nuestros públicos a la vida y el legado de esta figura principal dentro del cubismo”.

“El uso y la experimentación increíbles que hizo Juan Gris con el color y la forma tiene gran resonancia en movimientos artísticos modernos y contemporáneos. La exposición venidera ofrece una nueva oportunidad para examinar a un artista atrevido y consumado pero menos estudiado, proporcionando un nuevo entendimiento del desarrollo del cubismo y de la narrativa cambiante del arte en general. Estamos encantados para colaborar con el DMA en la creación de esta exposición y esperamos con ganas la participación de nuestros muchos públicos con la ingeniosidad de la práctica de Gris”, dijo Christopher Bedford, el Director de Dorothy Wagner Wallis del BMA.

Juan Gris (1887–1927), quien nació con el nombre de José Victoriano Carmelo Carlos González-Pérez en Madrid, fue uno de los contribuyentes principales al desarrollo del cubismo a principios del siglo XX. Aunque fue apoyado por los comerciantes de arte Daniel Kahnweiler y Léonce Rosenberg y la escritora y coleccionista Gertrude Stein, quien le consideró “un pintor perfecto”, el papel de Gris dentro del movimiento ha sido eclipsado a menudo por sus compañeros mejor conocidos Pablo Picasso, Georges Braque y Fernand Léger. Sus obras están entre las más distintivas e imaginativas del movimiento, desarrollando precedentes cubistas tempranos con bodegones de composición experimental y exquisita distinguidos por sus colores exuberantes, diseños audaces y un enfoque constantemente cambiante. Al reunir más de 40 de los bodegones más distintivas de Gris de colecciones principales europeas y estadounidenses, Cubismo a color revelará el amplio virtuosismo de la carrera corta pero prolífica del artista, iluminando sus contribuciones innovadoras al cubismo y su asunción del papel del líder del movimiento después de la Primera Guerra Mundial.

Cubismo a color: los bodegones de Juan Gris comienza con las pinturas tempranas de Gris, como Bodegón con flores (1912), que ejemplifican el cubismo analítico con formas facetadas y puntos de vista simultáneos, pero también son distintivas en su geometría sistemática, estructura cristalina y paletas monocromáticas brillantes. La exposición luego describe una serie de cambios estilísticos posteriores en la práctica de Gris, empezando con su transición al cubismo sintético. Desde alrededor de 1913 hasta 1916, Gris experimentó audazmente con trompe-l’oeil, colaje y técnicas puntillistas en composiciones cada vez más abstractas y dinámicas caracterizadas por diseños geométricos complejos y colores deslumbrantes aplicados en combinaciones atrevidas y novedosas, como se ve en El sifón; Guitarra y pipa; Bodegón: la mesa; Bodegón ante una ventana abierta, place Ravignan; Fantômas, y Periódico y frutero.

Gris reinventó drásticamente su estilo entre 1917 y 1920, adoptando una paleta más sombría, simplificando tanto sus motivos como la estructura geométrica de sus composiciones y buscando una fusión mayor de tema y fondo. Esta segunda fase del cubismo, llamada a menudo el cubismo de cristal o clásico, es caracterizada por su énfasis en la pureza y la estabilidad de forma y composición. Gris fue aclamado como el líder de este movimiento, y sus obras de este período, como Bodegón con periódico, El aparador y Guitarra y frutero sobre una mesa, fueron cruciales para el desarrollo del purismo por sus amigos y artistas compañeros Amédée Ozenfant y Le Corbusier, además de reflejar el “regreso al orden” general dentro de la vanguardia tras la Primera Guerra Mundial.

La producción tardía de Gris desde 1920 hasta 1927 demuestra un interés renovado en tonos ricos y exuberantes y el bodegón ante una ventana abierta, un motivo innovador que introdujo al cubismo por primera vez en 1915 y reconsideró en obras como Le canigou, La ventana del pintor y Mandolina y frutero. Notables por su cualidad armoniosa y lírica, estas obras finales encarnan otro cambio revolucionario más en la estética y el enfoque de Gris: dependió cada vez más de la estructura geométrica y abstracta de sus composiciones para determinar los componentes de bodegón integrados con fluidez dentro de ellas. Una unión perfecta de lo que Gris llamó “la arquitectura llana y coloreada”, estas obras son evidencia duradera de su reinvención constante del cubismo y del concepto engañosamente sencillo del bodegón.

“Gris fue un artista talentoso y prodigioso, logrando completar una cantidad increíble de obras en el período corto que estuvo activo como artista. Apenas dos años después de que empezara a pintar, emergió como miembro por excelencia del grupo cubista con un estilo distinto que es notable por su refinamiento extraordinario y color rico”, dijo Myers. “Su gran capacidad para entender, adaptar y transformar repetidas veces la estética cubista hace digna una consideración más profunda no solo de su producción, sino también del papel que desempeñó en la formación del arte moderno en el primer cuarto del siglo XX”.

“Esta exposición nos da la oportunidad maravillosa de subrayar obras principales de Gris en las colecciones tanto del DMA como del BMA, poniéndolas en un nuevo contexto por primera vez en décadas”, dijo Rothkopf. “Ver cómo tomó Gris los mismos motivos de instrumentos musicales, naipes, periódicos, botellas, vasos y mesas y los utilizó en sus composiciones de bodegón de maneras diferentes e innovadoras durante toda su carrera breve pero productiva es extraordinario”.

Cubismo a color: los bodegones de Juan Gris será acompañada por un catálogo académico completamente ilustrado publicado por el DMA y el BMA. La publicación incluirá ensayos sobre el proceso artístico y el legado de Gris escritos por las cocuradoras Nicole R. Myers y Katy Rothkopf; Anna Katherine Brodbeck, la Curadora Superior de la Familia Hoffman de Arte Contemporáneo del DMA; Paloma Esteban Leal, Conservadora Jefe de Pintura y Dibujo, 1881–1939, en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, y Harry Cooper, Curador Superior y Jefe de Arte Moderno en la Galería Nacional de Arte, Washington D. C.

Sobre el Museo de Arte de Dallas
Establecido en 1903, el Museo de Arte de Dallas (DMA) está entre los 10 museos de arte más grandes del país y es distinguido por su dedicación a la investigación, la innovación y la participación pública. En el corazón del museo y sus programas está su colección global, la cual comprende 25,000 obras y abarca 5,000 años de historia, representando una gama completa de culturas mundiales. Ubicado en el distrito de artes más grande de la nación, el museo sirve como catalizador para la creatividad comunitaria, involucrando a gente de todas edades y orígenes con un rango diverso de programación, desde exposiciones y ponencias hasta conciertos, eventos literarios y presentaciones de teatro y baile. Desde el regreso del museo a la admisión general gratuita en 2013, el DMA ha recibido a más de 4 millones de visitantes, incluidos más de 800,000 en 2018. El DMA es una institución de Acceso Abierto, permitiendo que toda obra que se cree ser de dominio público sea disponible libremente para la descarga, la compartición, la readaptación y la remezcla sin restricción. Para más información, visite DMA.org.

El Museo de Arte de Dallas es apoyado, en parte, por la generosidad de los miembros del DMA y donadores, los ciudadanos de Dallas a través de la Oficina de Artes y Cultura de la Ciudad de Dallas y la Comisión para las Artes de Texas.

Sobre el Museo de Arte de Baltimore
Fundado en 1914, el Museo de Arte de Baltimore es una destinación cultural principal reconocida por la involucración de públicos diversos a través de exposiciones dinámicas y programas educativos y comunitarios innovadores. La colección de renombre internacional del BMA de 95,000 objetos abarca más de 1,000 obras de Henri Matisse ancladas por la afamada Colección Cone de arte moderno, así como una de las colecciones más finas de la nación de grabados, dibujos y fotografías. Las salas exponen una colección excepcional de arte de África; obras importantes de artistas contemporáneos establecidos y emergentes; destacadas pinturas, escultura y artes decorativas europeas y estadounidenses; obras artísticas significativas de China; mosaicos antiguos de Antioquía, y textiles exquisitos de todo el mundo. El museo de 210,000 pies cuadrados es también distinguido por un gran edificio histórico, diseñado en la década de 1920 por el arquitecto estadounidense de renombre John Russell Pope, y dos jardines hermosamente diseñados que cuentan con una serie de esculturas del siglo XX. El museo está ubicado a tres millas al norte del Inner Harbor de Baltimore en un entorno con aspecto de parque en el centro de Charles Village, adyacente al campus principal de la Universidad Johns Hopkins. La admisión general al BMA es gratuita para que todos puedan disfrutar del poder del arte.

###

Para más información, por favor, contacte a:

Medios regionales:
Jill Bernstein
Dallas Museum of Art
214-922-1802
JBernstein@DMA.org

Anne Brown
The Baltimore Museum of Art
443-573-1870
ABrown@artbma.org

Medios nacionales:
Katrina Reynolds / Delaney Smith / Barbara Escobar
Resnicow and Associates
212-671-5184 / 212-671-5160 / 212-671-5174
kreynolds@resnicow.com / dsmith@resnicow.com / bescobar@resnicow.com

Imágenes: Juan Gris, Guitar and Pipe, 1913, oil and charcoal on canvas, Dallas Museum of Art, The Eugene and Margaret McDermott Art Fund, Inc.; Juan Gris, Still Life before an Open Window, Place Ravignan, 1915, oil on canvas, Philadelphia Museum of Art, The Louise and Walter Arensberg Collection, 1950; Juan Gris, Newspaper and Fruit Dish, 1916, oil on canvas, Yale University Art Gallery, Gift of Collection Société Anonyme. Photo © Yale University Art Gallery; Juan Gris, The Painter’s Window, 1925, oil on canvas, Baltimore Museum of Art: Bequest of Saidie A. May. Photography by Mitro Hood